Beneficios

Beneficios del ámbar

El ámbar es una piedra especial que posee diversas propiedades debido a su fuerte conexión con la tierra, permitiendo que ésta asienta las energías superiores, absorbiendo las energías negativas para transmutarlas en positivas. Entre sus propiedades mas interesantes se pueden destacar las siguientes:

-Propiedades físicas del Ámbar: Alivia el estrés, ayuda con los problemas de la digestión, articulaciones, garganta, actúa como un purificador del cuerpo ayudando a limpiar el hígado, riñones y vejiga, también mitiga tics nerviosos, dolores de cabeza y migrañas. Así también incrementa la fertilidad y capacidad sexual.

-Propiedades psíquicas del Ámbar: Estimula la mente aumentando la creatividad y aclarando los pensamientos, proporcionando así una estabilidad y equilibrio entre la mete y el cuerpo ayudándote a obtener un estado mental positivo lo cual te conducirá a ser más altruista y a la vez te aportara sabiduría para alcanzar tus objetivos.

-Propiedades curativas del Ámbar: Esta piedra al tener la capacidad de absorber la energía negativa ayuda a aliviar el dolor al colocarlo sobre esas zonas que estén contusionadas.

Funciona como un regenerador y energizante de la piel al colocarlo en áreas afectadas, la estimula y repara, pues actúa como un antioxidante que oxigena y descongestiona la piel, al mismo tiempo que la ilumina.

Ayuda a calmar el dolor de dentición.

Resulta muy beneficioso para aquellas personas depresivas, ya que su energía es altamente curativa.

El Ámbar y los Chakras

El ámbar actúa como una especie de  deposito energético, esta característica ha permitido utilizar esta piedra semipreciosa en terapias de cristales y reiki para limpiar y sanar los chakras (centros de energía).

Un ejemplo de usar el ámbar  en una sesión de Reiki es colocar la piedra en el segundo, tercer, cuarto y quinto chakra,  de acuerdo a los psíquicos esto producirá  una poderosa energía sanadora,  que al ser combinada con el ácido succínico del ámbar,  aumentara potencialmente el estado de bienestar y salud del cuerpo, ayudándonos a sentir gran alivio sobre zonas con procesos inflamatorios, inclusive puede regular la temperatura de nuestro cuerpo al bajar la fiebres, descongestionar las vías respiratorias y dolores generales.

Como usar el ámbar con los diferentes tipos de chakras

Los chakras son centros de energías inmedibles que están distribuidos a través de nuestro cuerpo, los cuales podemos tratar con el fin de tener un efecto directo en nuestra salud física  y espiritual, estos chakras son 7 en total.

Estudiosos del mundo psíquico aseguran que este tipo de energías se pueden amplificar usando el ámbar, causando beneficios increíbles en nuestro ser,   a continuación se detallan algunos de los procedimientos de como usar correctamente el ámbar en conjunto con los  chakras:

Chakra umbilical: Se recomienda combinar el ámbar con el  ojo de tigre en zonas próximas al ombligo para prevenir todas aquellas enfermedades relacionadas con el aparato digestivo.

Chakra del plexo solar:  En este punto se aumentara el poder y voluntad, lo que nos ayudara a tomar decisiones firmes, y trabajar constantemente sobre las misma para poder cumplir las metas anheladas.

Chakra del corazón: Disminuye las afecciones cardíacas tales como las  palpitaciones y/o taquicardia.

Chakra de la laringe: La capacidad de comunicar las ideas aumentara dramáticamente, así como una mejor distribución y organización de la ideas durante el proceso creativo.

Chakra del tercer ojo: Reduce los dolores y/o enfermedades en zonas adyacentes  a la cabeza como migrañas, cefaleas, mareos entre otros.

Chakra de la corona:  Promueve una mejor análisis de nuestro pensamientos, al tiempo que mejora nuestra inteligencia emocional, y así  poder entender mejor a las demás personas.

Rituales protectores contra las energías negativas con ámbar

Para eliminar la negatividad es necesario combinar las piedras de ámbar con una vela blanca. El ritual se trata de encender la vela y colocarla en el suelo, luego sentarse frente a ella y crear un círculo con las gemas de ámbar a nuestro alrededor, posteriormente hay que concentrarse, meditar y cerrarse a cualquier energía exterior

También se puede lograr con un baño de agua y nueve piedras de ámbar. En este caso hay que colocar las piedras dentro de una bañera con agua tibia, luego meterse en la bañera y permanecer dentro del agua hasta que esta se enfrié. Se recomienda llevar las nueve piedras contigo hasta el próximo baño.

Compartir esto